Buscar

Cuellos y máscaras deportivas de alto rendimiento para todo el año

No importa qué deporte sea, los atletas ponen su alma en perfeccionarse. Esto generalmente se traduce en un entrenamiento constante y físicamente arduo, a menudo durante largas horas en condiciones poco favorables.


Los deportistas dedicados, ya sean aficionados o profesionales, no dejan que el clima o el medio ambiente se interpongan en su camino hacia la excelencia. A pesar del sol abrasador y el polvo que contamina el aire, o del aire helado del invierno, los deportistas no retroceden en su entrenamiento.


Sin embargo, los atletas deben protegerse de elementos como el sol, la lluvia o el frío. Sin el equipo de protección adecuado, correrían el riesgo de sufrir graves problemas de salud: daño pulmonar, cáncer de piel, calambres por calor, agotamiento por calor, congelación, entre muchos otros.


El equipo y los accesorios adecuados son esenciales para que los deportistas superen y prosperen en condiciones desafiantes, ya sea una carrera de velocidad a 50 °C o ejercicios de fútbol a -5 °C. En particular, deben protegerse correctamente la cara, el cuello y la cabeza para tener un rendimiento óptimo y sufrir un daño mínimo.

¿Por qué los deportistas necesitan protegerse la cara y el cuello?

Existen múltiples elementos naturales y artificiales que representan una amenaza para la salud de los atletas. Algunos de los más comunes son:


Calor extremo

Los Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. han indicado que los atletas que hacen ejercicio en condiciones de calor extremo sin el equipamiento de protección adecuado pueden sufrir deshidratación y contraer enfermedades relacionadas con el calor, como agotamiento por calor e insolación, a veces con consecuencias fatales.


Los rayos UV-A (onda más larga) y UV-B (onda más corta) del sol pueden causar un envejecimiento acelerado, daños irreversibles en la piel y múltiples tipos de cáncer de piel. Los rayos UV-B causan quemaduras en la piel, lo que da lugar a la aparición de células de la piel dañadas, aumentando el riesgo de contraer cáncer.


frío EXTREMO

“…la exposición prolongada al frío puede abrumar su mecanismo de autorregulación”, declara Matthew Chinn, médico del Departamento de Emergencias de Froedtert & MCW Moorland Reserve. “Temblar es una forma del cuerpo de mantener su temperatura. A medida que avanza la hipotermia, el mecanismo de escalofríos del cuerpo puede dejar de funcionar, las personas pueden presentar confusión y el corazón puede dejar de funcionar normalmente”.


A los pulmones humanos les resulta difícil calentar y humedecer el aire frío, lo que puede deshidratar y dañar las vías respiratorias. Los atletas experimentan tos, sensación de ardor en la garganta y la tráquea, y problemas respiratorios cuando entrenan a temperaturas frías. El ejercicio intenso en climas fríos puede obligar al revestimiento de las vías respiratorias humanas a deshidratarse, secarse y sufrir daños a largo plazo, incluso irreversibles.


Inhalación de polvo

El polvo o las partículas suspendidas en el aire pueden tener efectos muy adversos para la salud si se inhalan sin la protección adecuada, tales como:

  1. Muerte prematura en personas con enfermedades cardíacas o pulmonares.

  2. Latidos irregulares del corazón.

  3. Aumento de los síntomas de asma.

  4. Función pulmonar reducida. Las partículas más grandes, si se inhalan, también pueden provocar cicatrices en los pulmones o el tejido de las vías respiratorias.

  5. Síntomas respiratorios agravados: irritación de las vías respiratorias, tos, sibilancias, respiración irregular.

Deportista usando mascarilla con cuello para proteger su respiración de la contaminación del aire, el polen y los ácaros.

Desafortunadamente, la contaminación del aire se ha convertido en algo cotidiano, especialmente para aquellos que viven en áreas metropolitanas. Evitar el polvo, el humo, los insectos, etc., es de suma importancia, y aunque las personas pueden evitar lo peor entrenando temprano en la mañana o tarde en la noche (tasas más bajas de tráfico y de humo de fábrica), aún necesitan protección contra la inhalación de partículas suspendidas en el aire. El aire libre de polvo ya no es una realidad para quienes hacen actividad física al aire libre.


Los deportistas y las personas que permanecen al aire libre a menudo usan pañuelos, chalinas, bufandas y otros artículos para cubrirse y protegerse la boca y el cuello. Pero las prendas de vestir a menudo resultan ineficaces frente al calor, la luz solar, la humedad y el polvillo. La actividad física intensa se vuelve excepcionalmente difícil cuando una tela que cubre la cara y la boca impide respirar bien. Además, estas prendas se humedecen debido al aire exhalado y al sudor, lo que aumenta aún más las molestias.


No hace falta decir que los atletas serios no pueden depender de artículos improvisados ​​para cubrirse la cara en medio de rutinas de práctica estrictas. Necesitan máscaras faciales ligeras y respirables que brinden protección garantizada y estén diseñadas para soportar y adaptarse a las demandas de un movimiento arduo en condiciones climáticas adversas.


¿Es posible protegerse al hacer deporte sin disminuir el rendimiento?

Dado que los deportistas siempre están en movimiento, es imprescindible que cuenten con accesorios que se adapten a su actividad física. Un cuello o mascarilla deportiva no debe deslizarse ni desacomodarse cuando el corredor que la usa comienza a correr. Cualquiera que sea la intensidad física o las condiciones climáticas, las máscaras deportivas deben adaptarse al atleta y dar buen resultado.


Impulsado por el objetivo de proporcionar a los deportistas el mejor equipo de protección de la industria, NAROO ha desarrollado la serie X de máscaras deportivas con tejido X-FIBER para garantizar que sus máscaras, con y sin cuello, y pasamontañas se comporten como lo hacen. En otras palabras, la máscara y la tela se adaptan a la forma de la cara y el cuello del usuario a medida que este se mueve y realiza esfuerzo físico.


Fabricada con tejido de nido de abeja que aumenta su eficacia, el tejido X-FIBER es elástico y funciona sin problemas bajo un movimiento constante, presión y coacción. En palabras simples, va como tú vas, se mueve como tú.

NAROO X5s: barbijo deportivo en atleta de BMX para protección UV, todo tipo de clima, tela de malla, tela de secado rápido y tiras ajustables para las orejas

Características y beneficios del tejido X-FIBER

  • Es elástico. Su tejido de nido de abeja mejora todas las características típicas de las máscaras faciales de uso común como máscaras de ciclismo, cuellos, pasamontañas, etc.

  • El tejido X-FIBER mantiene la elasticidad en todas las circunstancias. Se estira y se transforma para ajustarse a cada rostro particular.

  • Es transpirable, permite respirar perfectamente, está equipado con protección UV y corta el viento, lo que lo hace perfecto para todo tipo de clima. También evita que los insectos y el polvo sean inhalados por la nariz y la boca.

  • El tejido X-FIBER en nuestras máscaras de invierno X9 y X5H permite mantener calientes y abrigados a los atletas mientras que, a la vez, elimina la humedad, garantizando una temperatura corporal y un rendimiento óptimos. También calienta el aire antes de que sea inhalado, previniendo la tos, las sibilancias y el daño pulmonar debido al frío.

  • Se seca rápidamente en condiciones de humedad.

  • Sirve como un reemplazo ideal para los cuellos o buff.

  • A través de investigaciones sostenidas y actualizaciones del mundo real, las máscaras de NAROO ofrecen altos niveles de protección para personas con estilos de vida activos, ya sea bajo el sol, la lluvia, la nieve o el viento. Son una herramienta importante para quienes realizan actividad físico con frecuencia, esencial para la protección contra los factores ambientales que pueden dañar la salud y restringir el rendimiento.

  • Las máscaras deportivas respirables de NAROO han sido inspeccionadas y certificadas por varios organismos de verificación de prestigio. El tejido X-FIBER es la columna vertebral de estas máscaras: un tejido que protege tanto a adultos como a niños del polvo, el calor, el sudor y el frío. También mantiene el aire respirable y cálido, brindando a los atletas la oportunidad de obtener todo el oxígeno que necesitan y mantener sus pulmones ilesos, incluso en los períodos de mayor actividad.

Escrito por Shreya Bose (Weloquent).